Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En los tiempos que vivimos, hablar de revolución tecnológica se queda corto. En la actualidad, los avances en este campo van a un ritmo vertiginoso. En menos de una década, hemos pasado a vivir pegados a nuestro teléfono móvil, a quien consultamos prácticamente todo.

 

 

Drones, robots y avances que nos esperan en un futuro cercano. Nuestro mundo se parece cada vez más a una de esas películas futuristas que veíamos hace poco, y en todo este entramado, Internet está en el medio de todo.

 

Si existe un campo que ha crecido especialmente, este es el de las compras por Internet. Al principio había mucha gente escéptica, pero sus grandes ventajas han hecho que cada vez sean más los que han cambiado las tiendas físicas por las tiendas online.

 

Y con el crecimiento de las tiendas, también crecen los empleos que se dedican a este negocio. Huelga decir que cualquier tienda que se precie tiene ya su espacio online, y son muchas las personas que se necesitan para gestionarlas. Entre los sectores más destacados, hay algunos que han triunfado especialmente en el mundo cibernético.

El éxito de los sex shops

Dentro del creciente éxito de las compras online, encontramos especial relevancia en el campo de las tiendas eróticas. Lugares como Vivesexshop son un claro ejemplo de éxito, y es que este sector ha encontrado unas oportunidades en el mundo online, que no tenía a mano la tienda de siempre. Se trata de un claro ejemplo de un mundo que crece.

El cambio de pensamiento

Las ventajas que ofrecen los sex shop online son múltiples. Por un lado, está el hecho de que estamos ante una sociedad que se ha quitado de encima muchos prejuicios acerca del sexo. Ya no está mal admitir que disfrutamos del sexo, lo hablamos, lo comentamos, incluso se recomienda en sesiones de psicoterapia. El sexo ya no es un tema tabú.

 

Esto se nota especialmente en las mujeres, que poco a poco, se han podido posicionar en el tema y tener voz. En la antigüedad se consideraba que las mujeres estaban solo para complacer a los hombres, y la verdad es que, este pensamiento ha hecho que se creara un retraso a la hora de poder admitir que ambos sexos disfrutamos.

Información accesible

Por otra parte, con la llegada de Internet, disponemos de una gran cantidad de información acerca de todo lo relacionado con las prácticas sexuales, y por supuesto, con los juguetes y artículos que potencian el placer. Por eso, para nuevos y principiantes, no les será complicado encontrar lo que desean en unos cuantos clics.

 

Todo lo que quieras saber sobre sexo lo podemos encontrar navegando por la Red. Trucos, consejos, tipos de juguetes, lencería… existen numerosos lugares a los que consultar fácilmente desde nuestro dispositivo.

La intimidad de Internet

Además, Internet ofrece una intimidad que no encontramos al comprar algo personalmente en las tiendas. Como comentábamos, hoy ya se puede reconocer que usamos juguetes o que disfrutamos del sexo, pero reconocer tus gustos ante un desconocido es otra historia.

 

Por eso, comprar artículos íntimos de forma online, será una gran opción para los más recelosos de su intimidad. Se trata de una forma de comprar sin tener que dar la cara ante el dependiente.

Comprar cuando quieras y donde quieras

Con las compras online no tenemos que ceñirnos a un horario, ni pedir libre en el trabajo para poder comprar en horario comercial. Cualquiera puede comprar en un negocio que permanece abierto las 24 horas del día. Más cómodo imposible.

 

Y por si el horario fuera poca ventaja, también podemos beneficiarnos de poder comprar sin movernos de casa. Nos podemos olvidar de las colas, el transporte, el frío, las aglomeraciones… Incluso en rebajas podemos comprar sin hacer colas en la Red, solo hay que seleccionar el artículo que quieres y darle clic al ratón.

Sin limitaciones geográficas

Los sex shop están disponibles en casi todas las ciudades, pero existen algunos lugares recónditos que no disponen de este tipo de tiendas, como aldeas o pueblos. Antes de existir el mundo ecommerce, quien quisiera un artículo de estas circunstancias se veían obligados a viajar o incluso a pedírselo a alguien. Con las dificultades que esto conlleva.

 

Pero Internet no tiene límites geográficos, por lo que podemos comprar artículos del otro lado del mundo y que llegan igualmente a nuestra casa. Se trata de una gran ventaja para poder adquirir artículos de todo el mundo.

 

Así, comprando por Internet, tenemos acceso a todo un mundo de artículos que hace años no hubiéramos ni imaginado. Se trata de una ventaja tanto para quien compra como para quien vende, un gran catálogo que solo encontramos a través de Internet.



 

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..