Si escuchas de alguien que ha viajado a Zaragoza posiblemente una de las cosas que más remarcará de este lugar es su inolvidable gastronomía. Las tierras aragonesas no sólo son famosas por sus montañas o por sus desiertos, sino que los menús también tienen un papel importante para conquistar el corazón de sus invitados.

 

A pesar de que los manjares de estas tierras son muy apetecibles antes de ir a por los mejores platos quizá es recomendable visitar los lugares con más encanto de esta preciosa ciudad.

 

¿Por qué visitar Zaragoza?

 

A menudo la capital de Aragón pasa desapercibida delante de los ojos de los viajeros de España. Pero sorprendentemente para muchos, esta urbe encierra grandes planes entre sus calles. Lo primero que debes visitar al ir a esta ciudad aragonesa es la Basílica, debes pasar por su catedral, uno de los símbolos más emblemáticos de Zaragoza. Desde sus muros podrás disfrutar no sólo de la estética única de sus torres sino que puedes aprovechar para asomarte en su mirador. Las vistas de esta hermosa ciudad te harán disfrutar de la belleza en estado puro.

 

Otros de los puntos que debes tomar en cuenta cuando estas en esta localidad es la Aljafería. Con esta estructura comprenderás el legado árabe. Zaragoza tiene la suerte de poder tener mucha historia dentro de sus muros. Este monumento es una oda a la arquitectura árabe, que a la vez forma parte de nuestra cultura.

 

Como ya hemos mencionado, la gastronomía es uno de los puntos fuertes de esta ciudad. Por eso es más que recomendable ir de tapas por el casco histórico o la zona denominada ‘El Tubo’ donde los lugareños y los turistas se mezclan para degustar todas las exquisiteces que ofrecen los sabores aragoneses. Además allí podrás saborear desde los platos más típicos de esta localidad hasta el mejor marisco de Zaragoza. Esta ciudad tiene en cuenta todos los gustos: desde las carnes hasta el marisco, pasando por los vegetales. Todos los platos se te harán cortos. Repetir casi será una obligación.


Una buena para finalizar nuestro día en Zaragoza es aprovechar después de comer grandes manjares para realizar un paseo en bicicleta por sus parques. Uno de los más bonitos y que disfrutarás vayas solo o acompañado es el parque de agua Luis Buñuel. Recorrerlo a través de ruedas hará que la velada sea siempre recordada.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..