idiomasDe todos es conocida la importancia de ser competente en, al menos, una lengua extranjera. Gracias a ello, se amplían las posibilidades de obtener nuevos conocimientos, así como mejorar las opciones de búsqueda de empleo. Sobre este punto es conveniente hacer una reflexion de peso: hasta hace unos años, saber idiomas, particularmente inglés, era un forma de abrirse puertas en el mundo empresarial. Hoy en día, las cosas han tomado tal cariz que no ser competente una lengua extranjera no solo no te abre puertas, sino que te las cierra. Efectivamente, no está el mercado laboral para ir perdiendo oportunidades por no conocer una lengua extranjera.

 

Si tu deseo es conocer cómo puedes poner fin a este hándicap, la escuela de idiomas en Las Rozas pone a tu disposición un equipo sobradamente preparado para conseguirlo. La enseñanza de una lengua no es tarea que deba dejarse a otros sistemas, sino que ha de abordarse desde una perspectiva totalmente eficaz, orientada a la adquisición de las competencias necesarias para un correcto aprendizaje.

 

Estos son los aspectos en los que puede ayudarte una lengua extranjera

Aprender nunca está de más, pero hemos desgranado en unos puntos claves las formas en las que aprender una nueva lengua puede ayudarte. No pierdas detalle porque seguro que te identificas plenamente con ellos.

 

  • Permite entrenar el cerebro: Pensar y comunicarse en otro idioma no deja de ser un ejercicio importante a nivel de conexiones neuronales. Intervienen muchos mecanismos gracias a los cuales tu cerebro, así como otras habilidades, se mantendran en forma. Un buen ejercicio antienvejecimiento es practicar la lectura o conversación en otra lengua. ¿Y ver una película en versión original? Supone disfrutar del cine o de las series como nunca antes lo habías hecho. No te cierres a ese nuevo mundo.
  • Haces más amigos: Gracias a la implantación de internet en nuestras vidas, es posible hacer grupos de amigos que hablen otras lenguas y poder comunicarse con ellos es siempre positivo.  De igual forma, realizar reuniones en las que se habe exclusivamente en esa nueva lengua es una buena manera de ampliar el circulo de amistades, cosa que nunca viene mal.
  • Puedes promocionar a mejores empleos: Y no solo se trata de mejores condiciones, tal y como dijimos al principio, no es posible acceder a puestos de trabajo sin conocer una lengua extranjera. A día de hoy, se trata de un requisito imprescindible. No presentar competencias o habilidades en una segunda lengua en el curriculum vitae es motivo de rechazo inmediate, cada vez de mayor cantidad de puestos.
  • Es una manera de abrir la mente a otra cultura: El aprendizaje de una lengua extranjera no se limita a aprender a expresarse, a escribir o a unas normas gramaticales. Nos brinda la posibildad de aprender sobre la cultura de ese lugar, permitiendo un aprendizaje globalizado y que, en definitiva, nos hace más libres. Solo de esta forma es posible conocer el por qué de esa lengua, sus mecanismos y de ser más abiertos.
  • Salir al extrajero con garantías: Tener habilidad para entender una lengua extranjera es de vital importancia en los viajes. Gracias a nuestro grado de desenvoltura adquirido podemos desde preguntar una dirección a entender la carta de un restaurante. Con ello se reducen las posibilidades de errores y de ni entender absolutamente nada. ¿Leer los letreros explicativos de una pinacoteca? ¿Saber si nuestro vuelo lleva retraso? Nada de esto es ya un problema.
  • Permite ganar en confianza: La seguridad que proporciona hablar una nueva lengua hace que nuestra autoestima se eleve. Y no solo estaremos preparados para salventar una contingencia, sino que seremos personas a las que se valora por el hecho de ser competencialmente polilingües. Superados los miedos iniciales y la vergüenza de hablar en público, todo es mucho más sencillo. ¿Hay mejor recompensa que esto? Está claro que no.

Ahora que tenemos el final de verano encima es quizás el momento de hacer un examen de conciencia y abordar de una vez por todas esa asignatura pendiente que es el aprendizaje de una nueva lengua. Los  métodos que se emplean ahora mismo nada tienen que ver con los que se empleaban hace 20 o 30 años, basados en la repeticion de patrones e intervención de la memoria de forma continua. Aprender inglés o francés, por poner solo dos ejemplos, supone un ejercicio divertido, en el que las estructuras gramaticales y las palabras se van adquiriendo casi sin darnos cuenta.

 

Toma parte de una vez por todas de una comunidad que ha decidido romper con el tópico de que en España tenemos un verdadero problema con el aprnedizaje de las lenguas. Siendo constantes y poniendo un poco de nuestra parte, es posible que en poco tiempo ya adquieras las destrezas necesarias para poder obtener un nivel básico, pero eficaz como primer paso.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..