cid ii ji0597sp10 163ca749ddec51f0La sexta edición de la Ruta de la Tapa de San Blas-Canillejas quedó inaugurada ayer en un ameno y distendido acto celebrado en el hotel Meliá Avenida de América con más de 200 invitados. Fiel a su cita con el mes de junio y con una oferta gastronómica donde se mezclan variedad y casticismo, este evento podrá ser disfrutado por todos los vecinos del 1 al 10 de junio. Serán 34 establecimientos los que ofrecerán una apetitosa tapa junto con un botellín de Mahou (uno de los patrocinadores del evento) al siempre competitivo precio de 2,5 euros.

 

La ceremonia de inauguración, presentada por Ana Rojo, contó con la presencia de numerosos invitados: restauradores, comerciantes, patrocinadores, miembros de las administraciones y vecinos del distrito. Con la música de Manu Sirvent ejerciendo de introducción al acto, fue Ángel Aguilar Luque, subdirector del hotel Meliá Avenida de América, el primero en tomar la palabra, destacando la gran importancia que tiene la Ruta de la Tapa por "la gran alegría que otorga al barrio".

En parecidos términos se expresó Miguel Ángel Rivero García, presidente de los empresarios autónomos madrileños, que destacó además el "gran esfuerzo que se hace con este tipo de iniciativas, en una época en la que el comercio tradicional de cercanía lo pasa mal porque compite, no sólo contra la crisis sino también contra las ventas por internet". Joaquín Ruibérriz, padrino de la Ruta de la Tapa, acompañado de Jesús Flores, premio nacional de gastronomía y de Manuel de los Ríos, vicepresidente de la Academia de la Tapa de Madrid, quisieron ensalzar la potencialidad de la tapa, "esa comida en miniatura", como embajadora de la gastronomía típica madrileña. Con la atinada sentencia "Comer, beber, comprar y disfrutar, que el mundo se va a acabar" ultimaron su grata intervención. Por último, clausuró la gala Marta Gómez Lahoz, concejala-presidenta de San Blas-Canillejas, que recordó a todos los presentes que la Ruta de la Tapa del distrito de San Blas-Canillejas se ha ido convirtiendo con el paso de los años "en una de las más prestigiosas de todo Madrid".

Tapas diversas

Tras las convenientes intervenciones, le tocó el turno a los miembros del jurado catando las 34 tapas ofrecidas por los restaurantes de la zona como tumaca, un montadito de pan rústico con tomate de rama y jamón ibérico (El Churretón), croquetas de rabo de toro (restaurante Casa Europa), croquetas de jamón (restaurante Juvima) o la caldereta de ternera con patatas fritas (bar-jamonería Cartago). También hay espacio para tapas algo más creativas como amanecer en el bosque (mesón Riaño) o la croqueta Guiness con kikos y frambuesa (Green Tavern), y la sección con toques foráneos divierte paladares con portuñol (bar Esperanza), con la gyoza de Mery-Pop-Pins (restaurante mesón El Álamo) o el ceviche andino (bar café Calle Mayor City), a modo de heterogéneos y diversos ejemplos.

Hay que señalar que se sortearán entre los participantes en la Ruta de la Tapa un viaje para dos personas organizado por Nautalia Viajes, más de mil euros en premios, cheques consumo y una Smart TV de 42 pulgadas. Por otro lado, los clientes podrán canjear las papeletas de votación por ofertas-descuentos que ofrecerán las tiendas tradicionales combinando así la buena tradición del "tapeo" con la de  "ir de tiendas".

El ganador de la Ruta de la Tapa se conocerá el 2 de julio.